sábado, 8 de febrero de 2014

CANGAS MAKING-OF (PARTE II)

¿A DÓNDE EL CAMINO IRÁ?


Si usted va cantando, viajero, a lo largo del sendero y la tarde cayendo está, una de dos: o bien es usted un poeta de la generación del 98 o ha perdido su camino. Bucolismos aparte, si usted se pierde por una carretera de Cangas del Narcea quizás tenga serias complicaciones para seguir camino, dar la vuelta o salir del entuerto en el que se ha metido.

(*) Yo no he sido, yo no he sido...

El estado de las carreteras en el suroccidente de Asturias deja bastante que desear y si a esto añadimos que son cientos los kilómetros de vías locales que recorren el extenso municipio de Cangas, resulta fácilmente comprensible que las condiciones no sean siempre las deseables.  A las inevitables heladas, argayos y baches (que por aquí se llaman "cuevas") hay que sumar las traicioneras señales viarias, siempre dispuestas a confundir al visitante…




El cambio toponímico del concejo hará que busque en vano poblaciones como Villajimada (ahora Brixemada), Otardejú (ahora Tardexugu) o Rengos (ahora El Pueblo). El presupuesto no llega para el cambio general de señales y en algunos casos se encuentra solamente la versión en castellano; en otros la versión en asturiano y, muy raramente, ambas denominaciones. También puede suceder que una de ellas esté tachada, retachada y vuelta a tachar, por lo que en caso de duda será mejor que baje del vehículo y pregunte dónde se encuentra.






Un último consejo a la hora de viajar por Cangas con su coche. Es probable que la indicación que busca se halle escondida bajo uno o varios carteles de fiestas…—¿qué mejor sitio para anunciarlas que en las encrucijadas? — o, bajo una o varias esquelas, que a falta de tablones de anuncios, buenas son las señales viarias…












Lo dicho, buena suerte en su camino y sobre todo, prudencia, señor conductor, que las señales en Cangas tienen sus peculiaridades y tendrá usted que armarse de mucha, pero que mucha...


domingo, 2 de febrero de 2014

CANGAS MAKING-OF (PARTE 1)

Hacer una guía de viajes es un asunto serio y complejo, y como tal nos lo tomamos en Calecha. Sin embargo, el trabajo de campo, cuando es extenso e intenso, da lugar a muchas risas y carcajadas; a situaciones hilarantes y confusas; a encuentros y descubrimientos que hacen el día a día divertido, especial y siempre diferente.

Uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención es la variedad y diversidad de remates en las cumbreras de hórreos y paneras, que van desde el singular, original y escaso remate típico de la zona de Sierra con “xarro prieto” de Llamas del Mouro…



… al Spanish Botijo “detoalavida” más propio de otras latitudes



… sin olvidarnos del homenaje a la fauna local con un urogallo



… del aprovechamiento y reciclaje de elementos poco ortodoxos



… o de remates con formas un tanto confusas para mentes sucias...



El caso es que los cangueses son muy de reciclar y poco dados a tirar nada. Lo inservible se convierte en útil gracias al ingenio y la imaginación local. Así tenemos, por ejemplo, tambores de lavadora haciendo las funciones de maceta…



… cascos de moto protegiendo el tejido cerebral de los postes de las fincas



… tapacubos que tapan lo que pueden



… capiteles románicos que encuentran su acomodo como pedestales para maceta



… y como no, el zapato multiservicio que en lugar de ser arrojado a la basura, encuentra en el final de sus días el consuelo de ser útil en el cierre de alguna finca.


Que la niña se cansó de la muñeca que le trajeron los Reyes, no problem, algo se nos ocurrirá para darle utilidad...



Y si no conseguimos ahuyentar a los pájaros con una, pues colgamos un par de ellas más...



Todo es poco para el cangués a la hora de reciclar y así, mientras que en otras partes a la hora de solicitar favores divinos se limitan a rezar y a encender alguna vela, el cangués hace curiosas ofrendas de su vestuario a la Virgen del Acebo, que queda provista de un fondo de armario que ya quisieran para sí las modelos de la Pasarela Cibeles



La religiosidad no está reñida con la modernidad, y por si la Virgen no escucha las plegarias, le instalan una antena para tener mejor comunicación con el Altísimo.



Siempre viene bien que nos echen una mano desde lo más alto...




Tampoco lo Divino está reñido con lo Terrenal, y para muestra baste la buena y pacífica convivencia de estos dos calendarios para consuelo y disfrute de parroquianos de uno y otro bando.


Y es que tener una imagen protectora a la puerta del hogar siempre resulta de lo más conveniente...


...continuará